El primer paso para ahorrar es controlar tus gastosTiempo de lectura 8 minutos

Por Marta Moreno
0 Comentario
Índice

No sabemos si utilizas excel en tu trabajo o a menudo, pero si no lo has hecho hasta ahora, aquí viene tu primera lección de finanzas personales: el excel es tu amigo, y crear una hoja de cálculo para controlar tus gastos ¡es tu primer paso hacia el éxito financiero! Quizá esto pueda parecer decir demasiado, pero desde luego en el momento en que creas tu primera hoja en excel para controlar tus gastos domésticos y personales, algo nuevo se crea dentro de ti. Probablemente te lo dirán hasta tus amigas, ya no volverás a ser la misma persona. 

Existen además multitud de apps que te ayudan a hacer un seguimiento de tus gastos para ayudarte a ahorrar, pero creemos que la hoja de cálculo en excel es la mejor manera de empezar en el maravilloso mundo del control de tus finanzas personales.

Y es que en ese momento habrás plantado la primera semilla del ahorro, la más importante: las ganas y la intención de conocer y aprender a gestionar tus gastos de una manera más eficiente. Estarás teniendo una conversación cara a cara con tu yo más profundo para ver descubrir ese lado oscuro que todos tenemos y que se manifiesta dándole caña a la tarjeta de crédito más de la cuenta o en cosas no tan imprescindibles. 

 

Mira a tu excel a la cara y descubre tus hábitos de consumo

tus hábitos de consumo

Si aún no tienes claro a qué viene tanto alboroto con la dichosa tabla de excel ni qué tienes que hacer con ella, tranqui, que empezamos por el principio.

El primer y siempre ineludible paso para ahorrar es controlar tus gastos, y para controlarlos primero tendrás que saber en qué se te van exactamente los dineros. Es habitual llegar a final de mes con la cuenta tiritando y no tener muy claro por qué, cómo ni cuándo te gastaste tanta pasta. ¿Te resuena? Pues ahí lo tienes, necesitas un excel. 

¿Que por qué tanta manía con el excel? Pues porque es la forma más sencilla y clara de apuntar, visualizar, actualizar y ordenar tus gastos por categorías (y colores, ¡claro está!) para ver, a final de mes, cuál se lleva la palma y si hace falta empezar a recortar por algún lado. Por supuesto, siempre podrás incluir todas las fórmulas matemáticas que te parezca para tratar de encontrar la respuesta a tus preguntas vitales pero, a fin de cuentas, con una suma a final de mes tendrás suficiente para enfrentarte a la cruda realidad: tus hábitos de consumo.

 

De celda en celda a por el siguiente gasto fijo del mes

Cuanto menos mareemos, mejor: cuando algo te asusta mejor atacarlo de frente, así que vamos a rellenar esas celdas sin más dilación. En internet encontrarás cientos (o miles) de ejemplos de plantillas de excel para controlar tus gastos personales, pero también puedes crear la tuya propia.

Es muy fácil, simplemente empieza a rellenar la primera columna de la izquierda de tu hoja de cálculo con una lista vertical (empezando por la tercera celda de la columna, luego te explicamos por qué) de todos tus gastos mensuales fijos, cada uno en una celda. Verás que la lista va aumentando de tamaño antes de lo que imaginabas. No vamos a quitarle a nadie la ilusión de ser especial y genuino, eso nunca, pero en cuanto a los gastos fijos mensuales se refiere, créenos, ninguno somos muy originales. 

Aquí va una lista de ejemplo con las entradas más comunes. Piensa en tu día a día, ¿te gastas dinero habitualmente en algo más cada mes? ¡Pues inclúyelo en la lista!

 

  • Alquiler piso
  • Agua
  • Electricidad
  • Internet
  • Suscripciones
  • Otros gastos casa
  • Deporte
  • Transporte
  • Compra supermercado
  • Restaurantes
  • Cuidado y belleza
  • Ocio deportivo
  • Ocio cultural
  • Ocio social
  • Viajes
  • Ropa

 

Este sería un ejemplo de lista básica que la mayor parte de terrícolas podríamos usar. Sin embargo, seguro que puedes afinarla un poco más para que se adapte mejor a tus gastos reales. 

Puedes especificar el tipo de deporte que haces, la clase de transporte que utilizas normalmente o, si tienes coche, dividir los gastos en subcategorías, como el préstamo que pediste para comprártelo, la gasolina, el garaje y, como no, ¡el seguro! 

En el apartado de restaurantes puedes especificar si haces el gasto entre semana, en horario laboral, o en fines de semana con amigos. En cuidado y belleza puedes incluir si vas a menudo a hacerte algún tratamiento, y también si tienes algún otro gasto de salud específico como un seguro médico o si sueles acudir al dentista, por ejemplo. 

Otras opciones a incluir en tu lista podrían ser el gasto en limpieza si tienes a alguien contratado para que lo haga por ti, si vas a clases particulares de algo, si tienes una mascota en la que te gastes un dinero fijo o si colaboras con alguna ONG.

Como categorías con mención especial puedes incluir una celda de gastos imprevistos y otra de caprichos (que tendrás que especificar, para identificar la fuente de tus perdiciones), y así ver si te das más premios de los que imaginabas. Puede que necesites compensar con una clase de zumba extra para levantarte el ánimo en lugar de comprarte un regalito cada vez que tengas un mal día…ahí lo dejamos.

 

Unas fórmulas, unos colores, ¡ya casi estamos!

formula para ahorrar

¿La tienes? Pues ahora rellena la primera fila de izquierda a derecha (dejando libre la celda correspondiente a la primera columna, claro está), con los meses del año. En la segunda fila (antes te pedimos que también la dejaras libre, ¿te acuerdas?), incluye tus ingresos netos mensuales (lo que te llevas limpio después de impuestos) debajo de cada mes.

Una vez lo tengas todo, llega la parte de las fórmulas, tan fácil que incluso es apto para los que sacaban un aprobado raspado en matemáticas. Solo tendrás que seleccionar las cantidades de gasto de cada categoría para hacer el sumatorio al final de cada mes y obtener el total de tus gastos. 

Si estás en la clase avanzada de tablas de excel, puedes incluso establecer una fórmula para que se vayan sumando los importes de cada columna automáticamente e ir viendo el total actualizado cada vez que añadas un gasto, o incluso para que los gastos se vayan restando a la cantidad de ingresos netos que añadiste al principio de cada columna, debajo del nombre del mes.

¿Terminaste? Pues añade tu marca personal y ponle los colorinchis que más te motiven, porque tú y tu tabla de excel vais a veros mucho las caras a partir de ahora.

 

Llegó la hora de la verdad: ¿cuánto gastas al mes?

pagar-con-datafono

Pues aquí la tienes, tu primera herramienta de ahorro. Ahora solo tienes que ver detenidamente las conclusiones y decidir, ¿hay alguna categoría en la que te gastes demasiado, o mucho más que en las demás? Crees que podrías reducir el gasto en alguna de las categorías? A veces nos acostumbramos a un ritmo de gasto y lo continuamos por inercia, pero realmente no necesitamos invertir tanto dinero en él, y nos acostumbraríamos a un presupuesto más reducido antes de lo que esperamos. Si tienes un objetivo de ahorro fijo al mes, seguro que este te motiva para ir recortando por donde haga falta.

Es importante que te comprometas a rellenar tu plantilla de excel a diario para que puedas ver tus tendencias de gasto reales a lo largo de los meses e ir valorando si necesitas hacer algún nuevo ajuste en alguna categoría. También para ver si eres capaz de mantener unos gastos fijos máximos y que no se te descuadre el presupuesto de ahorro con una excusa diferente cada vez. Recuerda, ¡el excel nunca miente! 

Por otro lado, si ves que lo estás haciendo bien a lo largo de los meses y estás alcanzando tus objetivos de gasto y ahorro, ¡nuestra enhorabuena! No todo el mundo tiene las agallas de enfrentarse a una hoja de cálculo, por inofensiva que parezca. 

Es verdad que existen multitud de aplicaciones de control de gastos que te pueden ayudar a hacer un seguimiento mensual, pero cuando metes los datos a mano en el excel eres más consciente de ese gasto, y tienes más en mente las cantidades que se te van en cada aspecto de tu vida. Por eso te lo recomendamos como el primer paso de autoevaluación y como método realmente eficaz de seguimiento de tus gastos. 

Ahora que estás en la senda del ahorro no querrás perderte nuestro próximo contenido, en el que aprenderás a ahorrar en cinco ámbitos diferentes de tu vida con los gestos más sencillos del día a día. ¡Sigue de cerca nuestro blog y toma el control de tus finanzas!

Artículos Relacionados

Deja un comentario