¿Sandbox? ¿Qué es eso de Sandbox?

Por Fernando Hernando
0 Comentario

No cesan las noticias en Bnext. Con la recién estrenada autorización del Banco de España para operar como Entidad de Dinero Electrónico, llega otra esperada noticia. En este caso, no solo para Bnext, sino para todo el sector financiero y tecnológico.

El Consejo de Ministros ha aprobado el anteproyecto de ley para la Transformación Digital del Sector Financiero que lleva como principal medida la creación del Sandbox. ¿Sand…what?

¿Qué es el sandbox?

Aunque suene a concepto raro, el sandbox no es más que un “espacio” de pruebas donde se podrán llevar a cabo todas las innovaciones, pero con un entorno mucho más seguro para empresas del sector financiero y fintech (como es el caso de Bnext).

De su propio nombre (que viene a ser la zona acotada de arena que hay en los parques infantiles), podemos extraer que  esta nueva medida que recoge el Anteproyecto servirá para generar libertad al sector fintech. Libertad para poder hacer pruebas y lanzar productos al mercado sin tantísimas limitaciones como existen ahora. 

Esta propuesta legal incluye dos modalidades a la que as empresas fintechs pueden acogerse:

  • No sujeción: permitirá a estas empresas presentar proyectos que ahora mismo no están bajo ninguna regulación. 
  • Exención: permitirá que estas empresas que no cumplan todos las obligaciones legales para hacer una actividad regulada, siempre y cuando el proyecto sea “innovador y tecnológico”

En conclusión, ¿qué va a cambiar?

Las fintechs, como empresas tecnológicas, tienen la innovación y la agilidad como un factores diferenciadores frente a su competencia (véase banca tradicional). Aquella empresa que consiga aplicar de mejor manera la tecnología, tendrá (y tiene) ventaja sobre las demás.  Y en el sector financiero, donde innovar de manera rápida y ofrecer mejores servicios al usuario, es vital. 

El mundo financiero es muy grande y somos muchas las marcas que “jugamos” en él. Es por esto que cada vez se hace más necesario tener una regulación (y un regulador) similar, pues ahora mismo existe un cierto desconocimiento legal y, por tanto, miedo a saltarse la normativa. Por poner un ejemplo diario, es como ir por una carretera en la que no conoces el límite de velocidad y tienes miedo a superarlo de manera constante. 

Es aquí, por tanto, donde el sandbox ofrecerá la posibilidad de probar nuevos productos en el mercado sin ese constante miedo a saltarse la normativa. Con esta incorporación se evitará poner en riesgo a los clientes (gracias a la exención) o tener un marco de regulación comprensible al que acogerse (no sujeción).

¿Cómo nos afectará a nosotros este cambio?

El concepto fintech, compañía financiera tecnológica, incluye a los neobancos como nosotros. En nuestro objetivo de ser una alternativa real a los bancos, somos firmes defensores de medidas como el sandbox. Nos permite no sólo generar nuevas ideas y productos, sino saber qué ajuste tendrán en la normativa española (límites, posibilidades, plazos…).

Estamos seguros de que esta libertad se traducirá en una mejora del producto para los clientes. La innovación, como hemos mencionado anteriormente, solo puede suponer un paso adelante en el servicio que prestamos desde Bnext. Pero esta ventaja, no solo se aplica a nosotros sino a todas las fintechs por lo que nos obliga a rechazar la autocomplacencia y a exigirnos cada vez más.

Eso sí, parece que los resultados de esta medida no se verán a corto plazo. Por lo pronto, queda que las Cortes tramiten este Ante proyecto. Una vez hecho esto, entenderemos el 100% de impacto que tendrá esta nueva normativa en Bnext y otras tantas fintechs como nosotros. 

En conclusión, que parece que será positivo, pero… ¡no sabemos cuánto! 😊

Artículos Relacionados

Deja un comentario