Cuáles son los requisitos para pedir una hipoteca y comprar tu casaTiempo de lectura 10 minutos

Por Bnext
1 Comentario

Índice

Bienvenido al apasionante mundo de las hipotecas. Si has llegado hasta aquí es porque estás decidido a dar un paso al frente y pedir un préstamo hipotecario. Sabemos que este momento da vértigo, como cualquiera que implique una buena suma de dinero, y que te estarás haciendo muchas preguntas, la más importante: ¿cuáles son los requisitos para pedir una hipoteca? No te preocupes porque hoy vamos a resolver todas tus dudas, así que abre tu portal inmobiliario de confianza y empieza a buscar el piso de tus sueños.

Si tu intención es pedir una hipoteca sin ahorros te diremos que es complicado. Ten en cuenta que, además del precio de la vivienda, cuando compras un piso tienes asociados otros gastos, como ahora veremos en los siguientes pasos. Es decir, pedir una hipoteca sin ahorros es un poco arriesgado.

Es posible que estés barajando la opción de encontrar un banco que te de una hipoteca al 100, y por eso creas que no necesitas ningún ahorro previo. Pero no puedes contar con esta opción como segura porque una hipoteca al 100 por 100 no siempre es factible. Así que, como consejo inicial, quédate con la siguiente idea: el primer requisito para pedir una hipoteca es tener ahorros.

 

¿Cómo pedir una hipoteca?

Ahora que ya hemos puesto las bases, vamos a ver cuáles son los pasos para solicitar un préstamo hipotecario y poder comprar tu casa.

 

¿Cuántos ahorros necesitas para comprar una casa?

ámbitos en los que ahorrar dinero a diarioEstamos en el punto de partida y lo primero que tenemos que ver es de cuánto dinero disponemos. Así que, volvemos al tema que acabamos de tratar, ¿necesitas ahorros para pedir una hipoteca? Sí. ¿Cuántos ahorros necesitas para solicitarla? Aquí la respuesta varía un poco porque necesitarás tener en torno a un 10% del precio de la vivienda para todos los gastos y, además, tendrás que reunir el porcentaje que no te cubra la hipoteca. Dejamos este segundo aspecto para el siguiente apartado y vamos a ver con detalle qué es eso del 10% para gastos.

Cuando adquieres una vivienda, además de correr con los gastos de Notaría y de inscripción de ese piso en el Registro de la Propiedad a nombre del nuevo dueño, osea tú, tendrás que asumir el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP). El precio de este impuesto varía en función de la Comunidad Autónoma, tus condiciones personales, incluso el precio de la vivienda.

Es decir, hemos cogido como referencia un 10%, pero puede ser algo más o llevarte una alegría y terminar con parte de ese dinero ahorrado en la cuenta. Para que te hagas una idea, el ITP puede estar entre el 4% y el 10%, siendo País Vasco la comunidad con la cifra más baja y Galicia, Comunidad Valenciana, Cantabria y Cataluña las que más pagan.

En el caso de Madrid, por ejemplo, el ITP es del 6% del valor de la vivienda, aunque tiene otras reducciones por familia numerosa, joven, primera vivienda o si el piso está por debajo de un valor determinado. Estas, u otras, reducciones también se dan en el resto de comunidades.

Pero bueno, dejando las casuísticas a un lado, nos vamos a quedar con la idea de que necesitarás aportar de entrada un 10% del valor de la vivienda en concepto de gastos e impuestos.

 

¿Cómo elegir el banco para tu hipoteca? 

seguros-dispositivos-on-demandVamos al segundo requisito para pedir una hipoteca: el banco. ¿Con quién te quieres comprometer durante los próximos años y a qué precio?

Ten en cuenta que esta será una relación duradera y que cada banco es un mundo. Cuando vas a solicitar un préstamo hipotecario a un banco tienes que saber que te vas a encontrar con 3 aspectos:

  • Cuánto dinero vas a solicitar
  • Cuál va a ser el tipo de interés
  • Cuáles van a ser las condiciones del banco

En este punto es donde vamos a responder a la pregunta de cómo pedir una hipoteca porque realmente es aquí donde está el grueso del proceso. Lo primero que tendrás que hacer es reunir información sobre ti o sobre las dos personas que vayáis a comprar el piso, en caso de que la vivienda vaya a nombre de los dos.

Si te quieres ahorrar todo este proceso, especialmente el de tener que analizar banco por banco, te recomendamos que lo dejes en manos de expertos que hacen este análisis previo por ti. De esta manera solo tendrás que enviar tu información una única vez y serán ellos los encargados de ponerse en contacto con los distintos bancos. Uno de los buscadores de hipotecas más utilizados y sencillos es Helloteca, conoce más sobre este servicio y despreocúpate de la parte más tediosa de buscar hipotecas.

¿Qué información personal necesitas para pedir la hipoteca? Además del DNI necesitarás la vida laboral, tus últimas nóminas y los movimientos de tu cuenta bancaria, o tus cuentas si tienes más de una, la nota simple del piso, la tasación de la casa (esto es algo que se puede hacer más adelante y que incluso te ofrece el banco) y el contrato de arras, si lo has firmado antes de pedir la hipoteca. Esta información varía un poco si eres trabajador por cuenta ajena o propia, pero básicamente los datos que te pedirá el banco para iniciar el estudio de tu hipoteca serán estos. También te pueden hacer preguntas más personales como si las personas que solicitan la hipoteca están casadas y en qué régimen lo están.

Además de los datos personales, el banco te hará la gran pregunta del millón: ¿cuánto dinero quieres y en cuánto tiempo lo quieres pagar? Cada banco ofrece un porcentaje máximo, que no implica que esa sea la cifra que te van a conceder, ya que dependerá del resultado de tu estudio.

En cualquier caso, la gran mayoría de los bancos ofrecen el 80% del precio de la vivienda. Esto quiere decir que, si te quieres comprar una casa de 275 mil euros, el banco te dará una hipoteca por el valor de 220 mil euros. Y, ¿qué pasa con los 55 mil euros restantes? Se llaman ahorros.

La siguiente decisión que tienes que tomar es si quieres una hipoteca a tipo fijo a una hipoteca a tipo variable. Lo normal es que, cuando vayas al banco a pedir la hipoteca, esta decisión ya la lleves tomada, pero aprovechar para resolver con ellos las posibles dudas sobre este punto en esta primera toma de contacto.

Una vez que el banco haya estudiado tus condiciones te enviará una propuesta de hipoteca. Esta propuesta es vinculante. Es decir, a ti no te compromete a nada, todavía, pero en el momento en el que el banco te hace esa propuesta, si decides aceptarla, ese sería el precio y las condiciones de tu hipoteca final.

En esta propuesta, que es muy detallada, tendrás especificado el tipo de interés TIN y TAE de tu hipoteca, además de las posibles bonificaciones o condiciones del banco para la concesión de ese préstamo hipotecario. También suele incluir una tabla con el desglose de todos los pagos que tendrás que hacer hasta el vencimiento de tu deuda y qué pasa en caso de que quieras cancelar la hipoteca antes de la fecha establecida o no puedas hacer frente a los pagos.

Entre las condiciones más habituales está la de abrir una cuenta en ese banco, algo que seguramente tendrás que hacer ya en el momento en el que pidas tu estudio hipotecario, además de domiciliar una serie de gastos y tu nómina. En función del banco que elijas tendrás, también, que incluir seguro de hogar y/o vida y otros requisitos como tener una tarjeta de crédito con la que hacer un número de movimientos al mes. Es muy importante que te tomes tu tiempo para estudiar estas condiciones y bonificaciones porque te evitarás sustos posteriores.

Una vez que ya tienes toda esta información, está en tu mano elegir con qué banco “te casas”.

 

¿Cuándo se firma el contrato de hipoteca? 

combate los gastos hormigaEste paso es muy sencillo. Ya has elegido el banco que mejor se adapta a tus necesidades y procedes a firmar todos los documentos que ellos te hacen llegar, bien de forma telemática a través de sus plataformas, bien de manera presencial en tu oficina.

El banco te pedirá una previsión de fondos para hacer frente a los pagos del notario, al impuesto del ITP y al nuevo registro de tu ya casi vivienda. Aquí es donde ingresas en esa cuenta que has abierto nueva la previsión del 10% que habías ahorrado al principio. Y te olvidas de todo lo demás, el banco lo hace por ti.

 

¿Qué es el contrato de arras?

Este paso puede ir una vez que te han concedido la hipoteca o antes. Nuestra recomendación es que seas precavido y esperes a tener tu préstamo hipotecario firmado, o lo más encauzado posible.

El contrato de arras no es en verdad un requisito para pedir una hipoteca y, podríamos decir, que ni siquiera forma parte del proceso. Pero queremos explicarte un punto importante de la firma de arras donde volvemos a hablar de tus ahorros.

El contrato de arras se trata de un documento privado que se firma entre la parte vendedora y la parte compradora y donde se establecen las condiciones del piso y del acuerdo.

En este acto se entrega a los vendedores un porcentaje del precio de la vivienda, que realmente puede ser el que vosotros internamente acordéis, pero suele estar en torno al 10% del total. Un pago adelantado mediante el cual se acuerda que, si el comprador decide finalmente no adquirir el piso, pierde esa cantidad y, si el vendedor decide no venderlo, tiene que abonar al comprador ese precio x2.

Y te estarás preguntando… ¿de dónde sale el dinero del contrato de arras, si todavía no tengo la hipoteca? Y una vez más la respuesta es: de tus ahorros. Por si estás haciendo cuentas y no te salen los números, echa un ojo a los préstamos de Bnext que te pueden dar el empujoncito que te falta.

Pide cita en el notario para formalizar tu hipoteca

Hipoteca100Estamos en la recta final. Si alargas mucho la mano ya puedes tocar tu nueva vivienda con la yema de los dedos. Una vez superado todos los trámites anteriores, lo único que tienes que hacer es pedir cita en un notario. A la cita acudirán la parte vendedora, una persona en representación de tu banco y, por supuesto, tú. En ese acto se procederá a la lectura y firma tanto de las cláusulas de la compra/venta del piso como de las cláusulas de la hipoteca.

Ahora sí, ¡enhorabuena! Ya tienes una hipoteca y una casa.

Artículos Relacionados

1 Comentario

Expertos en hipotecas 18/07/2021 - 17:37

Genial artículo. Muy útil que contéis todos los pasos que se siguen a la hora de solicitar una hipoteca y el especial hincapié que hacéis a la hora de hablar del ahorro, uno de los mayores quebraderos de cabeza a la hora de solicitar la hipoteca. Saludos.

Respuesta

Deja un comentario