¿Necesitas dinero? Conoce todas las formas para conseguirlo más allá de los “préstamos y créditos online”Tiempo de lectura 9 minutos

Por David Sánchez-Camacho
0 Comentario

Índice

Quieres iniciar un proyecto, necesitas comprarte una lavadora o simplemente pagar unas vacaciones tras la dichosa cuarentena y tu cuenta del banco no está precisamente para demasiados trotes.¿Qué haces? Pues como todo hijo de vecino, coges móvil / portátil y gogleas “préstamo rápido”, “préstamos personales”, “préstamos online”, “crédito online” y otro largo listado de consultas al señor Google. 

Llevas unas horas buscando por Internet, tienes doscientas pestañas de Chrome abiertas, has encontrado 74 simuladores de préstamos/créditos y te das cuenta de que la financiación “rápida” tiene unos tipos de interés que rozan la usura. ¡Pero si me cuestan más los intereses que el dinero que pido! piensas. Y con toda la razón porque es lo que tienen los maravillosos “préstamos pre-concedidos” o “rápidos”, que al final tienen un TAE más alto que Pau Gasol. Son tan rápidos como dolorosos a la hora de devolverlos y, como hemos comentado antes, no es que estuviera la cuenta para grandes sorpresas…

Entiende qué es el TIN y el TAE en menos de 1000 palabras

Si quieres empezar a descifrar los anuncios de los bancos que salen por la tele, lo primero es aclarar el TIN y la TAE sin necesidad de un MBA.

Pero realmente… ¿necesitas un préstamo online o un crédito online? ¿No es lo mismo?

cuanto-tarda-hacienda

¿Es lo mismo una Coca-Cola que una Pepsi? ¿Es lo mismo una naranja que una mandarina? Y, ¿los gemelos que los mellizos? Si has contestado en algún punto que sí, tenemos una conversación pendiente, pero no viene al caso. 

Para el resto de los mortales, no, no son iguales. Aunque puedan tener muchas cosas iguales o parecidas, la realidad es que no son 100% idénticos. 

 

Tiempo de devolución y pago de intereses, los matices que lo diferencian

que-es-deposito-plazo-fijo
 

Aunque parezcan cosas idénticas, la realidad es que hay dos pequeños matices que ayudan a diferenciar entre si estamos realmente pidiendo un préstamo personal o un crédito rápido. 

Aquí, hay que hacer dos grandes preguntas para saber de qué producto de financiación estamos hablando. 

Pregunta 1: ¿Se pagan intereses por todo el dinero pedido aunque no lo usemos?

Si la respuesta es SÍ, ya puedes saber que casi con total seguridad estarás ante un préstamos online en el acto, ya que por los créditos rápidos online sólo se paga intereses por el dinero que “usas” y, por el que finalmente no usas, “solo” pagas comisiones.

Pregunta 2: ¿Vas a devolver el dinero en más de un año?

Si la pregunta vuelve a ser SÍ, estamos también muy posiblemente ante un préstamo de nuevo. Generalmente, cuando se trata de lo que a veces ves como créditos rápidos y fáciles, se suelen devolver en un plazo máximo de doce meses (siempre hay excepciones, claro). 

Pero lo que ya puedes tener claro es que si estás pagando un frigorífico a tres años, un coche a cinco años o los brackets de tu hija a dos años… no, no tienes un crédito. Tienes un préstamo. 

Resumen

Pero hay una tercera pregunta que quizá te deberías hacer antes de todo esto y es… ¿realmente necesitas un préstamo online? ¿Buscas sí o sí un crédito rápido? En realidad lo que tú necesitabas era pagar unas vacaciones, iniciar tu proyecto o pagar la lavadora y pensabas que esta era la mejor forma.  EN EFECTO, PENSABAS. 

¿Existen alternativas de financiación a los créditos y los préstamos?

sacar-dinero-sin-comision-en-vietnam Es posible que no lo hayas encontrado en Google, pero que no cunda el pánico que para eso estamos los de Bnext, para darte alternativas para que controles tu dinero. Porque ya controlan demasiadas cosas por ti… al menos que no lo hagan con tu dinero.  ¿Qué alternativas existen para conseguir ese dinero rápido? Que nosotros sepamos, conozcamos o nos haya contado nuestro gurú del dinero al menos hay otras X: 
  • Crowdfunding 
  • Anticipos de dinero 
  • FFF (Family, Fools and Friends)
  • Vende lo que no necesitas: ¡arriba Wallapop!
  • Plataformas P2P

Crowdunding, una buena forma conseguir dinero para tu proyecto 

hacer-la-declaracion-de-la-renta Si lo que necesitas es dinero para iniciar una startup un proyecto concreto que requiere muchos gastos iniciales (formar la sociedad, gastos de notaría, desarrollo de producto, contratar algún que otro empleado…), quizá esta sea una buena solución para ti.  Un crowdfunding no es más que un proceso en el que mucha gente (crowd) ayuda a financiar (fund) las necesidades de una persona o empresa… sin necesidad de ninguna entidad financiera tradicional (banc**) tenga que intervenir.  Aunque hay muchos tipos de crowdfunding, los más conocidos suelen ser: 
  • Crowdfunding de préstamos: más conocidos como crowdlending, se trata de un modelo en el que inversores particulares (y a veces “institucionales”) prestan dinero a empresas para proyectos concretos,  a cambio de un interés. Aquí, quien presta el dinero hace de “entidad financiera”
  • Crowdfunding con donación: son los crowdfundings en los que quien invierte no obtiene nada a cambio por hacerlo, ya que tienen un componente social
  • Crowdfunding con inversión y capital: más conocidos como equity crowdfunding, son aquellos en los que quienes aportan dinero se convierten en “inversores” del proyecto o empresa. 
De este último en Bnext podemos hablar con conocimiento de causa ya que nosotros mismos hicimos nuestro segundo crowdfunding el pasado mes de noviembre, recaudando unos “milloncejos” que nos venían requetebien para seguir con mucha fuerza. Y además, conseguimos que casi 5.000 personas fueran parte de Bnext con sus aportaciones. 

Anticipos de dinero: tu dinero antes, pero recibiendo un poco menos

visita-nuestro-marketplace Seguro que alguna vez has negociado con tus padres cuando eras pequeño para que te adelantara la paga. Necesitabas X pesetas o euros (aquí depende ya de tu edad) para comprarte algo y… tenías la hucha vacía y llena de polvo.  No sé en tu caso pero, en el mío, yo tenía negociar con ellos para que me la dieran antes de tiempo, y siempre había condiciones. Mi padre siempre accedía pero eso suponía recibir algo menos de lo que me correspondería si me la hubiera dado, como decía él, “cuando me tocaba”.  Pues lo que yo estaba haciendo, casi sin saberlo, era negociar un anticipo. Y, el dinero que recibía de “menos” y me tocaba negociar con mis queridos progenitores… es lo que se conoce como la tasa de descuento.  A día de hoy, esta es otra forma de recibir financiación sin depender de préstamos o créditos. Adelantar lo que “vas a cobrar” para cobrarlo antes pero reduciendo un poco la cantidad que toca recibir. Pero, ¿sobre qué se puede pedir un anticipo?
  • Sobre la nómina > ya sea negociándolo con tu empresa o acudiendo a una entidad financiera que ofrezca esta posibilidad. 
  • Sobre el paro > No es un anticipo como tal, sino cobrar todo el paro que te corresponde “de golpe”. Es lo que se conoce como capitalización del paro y tiene unos requisitos que has de cumplir para poder hacerlo. 
  • Sobre facturas > se trata de una forma de cobrar “antes de tiempo” una factura pero renunciando a una parte de lo que se te debe, a cambio de recibirlo antes. 
  • Sobre un impuesto que te sale “a devolver” > el ejemplo más clásico es el IRPF. En el caso de que te salga a devolver (¡bingo!) ya hay formas y empresas que te ayudan a recibirlo antes.

Nosotros estamos viendo la forma de mejorar la financiación (anticipos incluidos) en nuestra Comunidad”. ¿Nos ayudas?

Familia, amigos y … “gente cercana” (FFF)

post-envio-dinero-a-otros-usuarios

Realmente se trata de algo que se ha hecho toda la vida: pedir dinero a los que tienes cerca que te lo pueden prestar. Los americanos llaman a esto FFF, que viene a ser pedir dinero a la familia (Family), a los amigos (Friends) y… a otros que llaman “tontos” (Fools), pero que a nosotros nos gusta conocer como gente cercana.

Depende de la confianza, seguridad y seriedad que le quieras poner al asunto, te pueden prestar el dinero fiándose de tu palabra (si eres tú quien presta, no lo hagas) o bien te pueden pedir dejarlo por escrito para mayor seguridad. 

Si estás en la segunda opción (la legal), siempre puedes acudir a un contrato de préstamos entre particulares para dejar todo bien hecho. O, si todavía necesitas más seguridad, siempre puedes acudir a un abogado para que te ayude. ¿Quién no tiene un amigo, primo, sobrino u otro tipo de FFF que sea abogado? 

Vende lo que te sobra y conviértelo en lo que necesitas

reclamador-de-vuelo-coronavirus

Seguro que tienes una bici que llevas sin tocar años y está hasta oxidada, un banco de abdominales que te compraste para “darle caña” y al final lo único que le diste fue hueco en un armario. Y puede que hasta tengas algún ordenador o móvil antiguo que tienes “por si acaso” y que le podría venir requetebién a alguien. ¿A qué esperas para venderlo y darle una alegría a Marie Kondo? 

Usa la app que más te guste o con la que más cómodo estés para hacerlo (Wallapop, Milanuncios, Ebay, Vinted, etc) y deshazte de todo eso que no hace más que ocupar espacio. Haz que lo que no usas te ayude a conseguir lo que necesitas que, ahora mismo es… ¡dinerito fresco! 

Por cierto, como nosotros somos unos tipos muy legales, queremos comentarte que todas esas ventas están sujetas a pagar impuestos. ¿Cuáles? Error 404, not found. Nosotros nos somos abogados así que pregúntaselo al abogado de antes, que será lo mejor. 

Dinero entre particulares…pero anónimos

declaracion-de-la-renta

Sería una mezcla perfecta entre lo que hemos comentado de los préstamos P2P y el crowdlending. Se trata de plataformas en las que tú, como inversor particular, puedes dejarle dinero a Lucas Fernánez, María López, Cristina Yenn o Kevin Gómez. Es decir, préstamos de persona a persona como bien dice el término P2P (people to people). 

Si buscas en Google seguro que encuentras alguna otra plataforma que permite hacer esto. Ahora, que te encajen o te den confianza, eso ya es cosa tuya, que esto es algo extremadamente personal. 

Lo dicho, bnexters, que formas de financiación hay muchas y muy variadas. 

¿Cuál te gusta más a ti?

Artículos Relacionados

Deja un comentario