Llegó el momento. ¿Qué es la declaración de la renta y por qué tienes que presentarla?Tiempo de lectura 6 minutos

Por Bnext
0 Comentario
Índice

Muchos contribuyentes aún no saben exactamente qué es la declaración de la renta. Si tú también tienes dudas acerca de este trámite, toma nota. 

La definición de renta es, según el diccionario, lo que ganas por tu trabajo. Simple, ¿no? Ahora bien, ¿por qué tienes que declarar cuántos ingresos has conseguido? ¿Estás obligados a ello? 

Lo cierto es que no todo el mundo debe realizar esta declaración. La Agencia Tributaria, que es la entidad encargada de cobrar los impuestos, aclara que su presentación depende de cuánto dinero hayas ganado durante el último año

Más adelante te explicaremos quiénes deben hacerla, pero antes ahondemos un poco más en esta explicación con todos los detalles sobre la declaración de la renta.

 

Declaración de la renta: definición de sus límites y funcionamiento

taxdown app declaración de la renta

Todos los ciudadanos que reciben dinero por su trabajo, tanto si están empleados como si ejercen como autónomos, deben pagar el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

Si estas siglas no te suenan de nada, empieza a familiarizarte con ellas, pues se paga mes a mes a través de retenciones en tu nómina o trimestralmente si trabajas por cuenta propia.

¿Y adónde va a parar este dinero? Se emplea para sostener los gastos de los que se hace cargo el Estado, como los hospitales, la educación pública o el mantenimiento de las carreteras, entre otros. 

El IRPF se adapta a las circunstancias personales de cada contribuyente: los que ganan más, pagan más. También hay reducciones (conocidas como deducciones) para familias numerosas, personas con capacidades especiales y demás supuestos.

Así es cómo funciona la declaración de la Renta, que es una manera justa de equilibrar las cuentas entre los ciudadanos y el Estado. Por eso, cada año hay que informar a Hacienda sobre cuáles han sido tus ingresos para que la Administración compruebe si has pagado más o menos de lo que toca.

 

¿Te sale a pagar o a devolver? ¿Qué conviene más?

Ahora que ya ha quedado claro el significado de la renta, pasamos a centrarnos en esta otra gran pregunta. Si has pagado de más, la Renta te saldrá “a devolver”. Por tanto, el Estado abonará en tu cuenta la diferencia. 

Por el contrario, si has aportado menos de lo que te corresponde, lo correcto es que pagues lo que falta. Esto significa que, si te sale “a pagar”, deberás abonar lo restante para no deberle nada a Hacienda.

 

Según la Agencia Tributaria, tres de cada cuatro declaraciones son favorables al ciudadano. En caso contrario, tampoco te amargues: significa que ese año has ganado más de lo previsto.

 

¿Quiénes deben realizar la declaración de la renta?

seguros-dispositivos-on-demand

La declaración de la renta es obligatoria para todas las personas que trabajan en España y que pagan, por tanto, el impuesto de IRPF

Esta regla se aplica tanto a trabajadores de nacionalidad española como a extranjeros que residen y tienen su principal actividad económica en nuestro país.

Hay algunas excepciones para rentas muy bajas. Sin embargo, si eres un trabajador en activo, lo más probable es que debas presentarla. Estos son los casos concretos que se contemplan para ello: 

1. Si en el último año fiscal ganaste más de 22.000 brutos de un solo pagador (recuerda que el ingreso bruto es aquel que no incluye las retenciones de tu nómina).

2. Si recibiste más de 22.000 brutos anuales de distintos pagadores y la suma de lo obtenido por el segundo pagador y posteriores supera los 1.500 .

3. Si cobras más de 14.000 brutos anuales y recibes ingresos de dos o más pagadores que, sumados, superan los 1.500 .

4. Si tus ingresos son mayores a 14.000 y provienen de pensiones compensatorias o alimentarias de tu pareja.

5. Si recibes pensiones superiores a 14.000 desde países extranjeros que no retengan el IRPF.

6. Si ganas más de 1.600 anuales gracias a la cotización de acciones en empresas, intereses de plazos fijos o fondos de inversión.

7. Finalmente, también están obligados a declarar aquellos que reciben dinero por alquileres y subvenciones para la compra de una vivienda.

Si no te encuentras dentro de ninguna de estas situaciones, no tienes obligación de presentar la declaración. Tampoco deben hacerlo quienes que no tengan ganancias de más de 1.000 brutos al año.

 

¿Qué pasa si estoy obligado a hacerla, pero decido no presentarla?

Ya te avisamos: no es una buena idea. Las multas van desde los 200 por no presentar la declaración de la Renta en plazo

Es más, los recargos pueden incrementar la cantidad hasta el 150% más intereses, si se detecta que el contribuyente no tiene intención de saldar la deuda con Hacienda. 

Si tienes en cuenta que lo más probable es que te salga a devolver y encima puedes ahorrar algo de dinero, el tiempo que le dedicarás a este trámite estará bien invertido. 

¿El problema es que los números pueden contigo y no sabes por dónde empezar? En ese caso debes saber que en el Marketplace de Bnext tienes disponible la plataforma TaxDown, que te ayuda a conseguir la máxima devolución posible de tu declaración de la renta. Además, por ser de Bnext solo pagas 25 euros si te ahorramos más de 35 euros en tu renta. 

5 razones para usar TaxDown, la app que asegura el máximo ahorro en tu declaración de la Renta

¿Todavía no tienes claro cómo hacer la declaración de la renta? Si no eres muy fan de los números, no pasa nada. Quizás te interesa este post.

Claves para realizar la declaración de la renta

Para comenzar este proceso, solicita el borrador de tu declaración de la renta a la Agencia Tributaria. Puedes hacerlo desde el móvil a través de la aplicación de Hacienda o desde la web www.agenciatributaria.es.

Una vez lo recibas, compruébalo cuidadosamente, pues a veces la información está incompleta. Por ejemplo, si te has casado, divorciado o tenido hijos durante el último año, revisa que estos datos estén actualizados; pueden influir en el resultado final de tu declaración.

Las deducciones fiscales son otro punto que debes tener en cuenta, pues reducirán lo que debes pagar de IRPF. Hay más de 200 deducciones autonómicas que pueden ayudarte a economizar: por comprar una vivienda, por alquilar o por maternidad. Sin ir más lejos, esta última puede ahorrarte hasta 1.200 euros al año.

Con la irrupción del coronavirus este 2020, muchos contribuyentes se han visto obligados a presentar su declaración de la renta online.  

En este contexto, herramientas como TaxDown te guían e identifican rápidamente las deducciones a las que tienes derecho. 

Además, si eres bnexter, la tienes a tu alcance a precios exclusivos: gratis si dispones de la Cuenta Premium de Bnext o por solo 25 euros – el precio habitual es de 35 euros desde la web de TaxDown – en nuestro Marketplace para usuarios de Cuenta Estándar. ¡Aprovéchate!

Artículos Relacionados

Deja un comentario