Pues nos va a costar esta cuesta de septiembre pero…¿cuánto?Tiempo de lectura 8 minutos

Por Miriam Marbán
0 Comentario
Índice

Crisis, disminución del gasto, ahorro…estas son algunas de las palabras más repetidas desde el inicio de la crisis de la COVID-19. Ahora que llega la cuesta de septiembre, después de un verano atípico, nos enfrentamos a dos posibles escenarios: que se sostenga una situación de reequilibrio progresivo o que vuelvan a confinarnos. 

Estas dos posibilidades van a determinar de manera drástica cómo vamos a enfrentarnos a la dichosa cuesta de septiembre y cómo va a ser la tendencia de gasto de los españoles en los próximos meses. ¿Te gustaría conocer el impacto de cada una? Pues no te pierdas los datos que hemos obtenido de nuestros análisis y que te traemos en nuestro último informe. Entiende los posibles escenarios y prepárate para lo que venga, ¡sin que cunda el pánico!

Realidad+contexto/reacción²=datos

Lo que sabemos a ciencia cierta (los datos no engañan) es que desde el inicio de la pandemia el consumo ha disminuido en sectores tan clave para la economía española como el ocio, los viajes o la restauración.

Cierto es que en épocas de estrés y cambios significativos, hay sectores que se ven inesperadamente beneficiados. Si no que se lo digan a Winston Churchill, que en plena Segunda Guerra Mundial hizo suyo el eslogan beauty is your duty, en un momento en el que, aún habiendo paralizado la fabricación de cualquier tipo de cosmético, hizo una excepción con los pintalabios rojos para aprovechar el enorme efecto psicológico que tenía sobre la población. Claramente lo que representaba era mucho más que un simple producto de belleza, traía un mensaje de alegría y positivismo para el día a día. 

Para poder analizar y dar respuesta a los dos posibles escenarios a los que nos enfrentaremos en septiembre hemos analizado los gastos realizados por una muestra de usuarios activos de Bnext entre el periodo que va desde enero de 2019 a agosto de 2020, teniendo en cuenta las transacciones desde febrero de 2020, viendo el comportamiento desde los meses de confinamiento hasta agosto del mismo año. En dicha muestra se observa que la temporalidad marca el gasto en ciertas categorías, como un aumento de los viajes en los meses estivales o en periodos  vacacionales, o que en meses como diciembre el gasto se dispara en supermercados y tiendas en general.

Cuenta Premium
Si quieres saber todas las ventajas que te ofrece la Cuenta Premium no dudes más y...

Para poder hacer una previsión del gasto en un nuevo escenario de confinamiento o teniendo en cuenta la tendencia actual hemos analizado las categorías con más gasto y el porcentaje de crecimiento o decrecimiento en cada una de ellas, para establecer así el punto de partida de nuestro análisis. Una vez fijado, hemos creado un modelo de datos como base de  nuestro análisis predictivo para poder generar un análisis visual. Este nos permitirá medir y segmentar por género, banda de edad, región y sector de consumo dentro de cada uno de los grupos de usuarios, para averiguar cómo podría afectar cada escenario al gasto de los usuarios en base a 6 indicadores clave fundamentales: gasto, número de transacciones, usuarios únicos que compran, ticket medio (gasto/transacciones), gasto por usuario (gasto/usuarios únicos) y transacciones por usuario (transacciones/usuarios únicos).

 

¿Qué nos depara la nueva normalidad?

Asegurador - Bnext

Después de esta introducción, ¡vamos a ello! Si analizamos el gasto medio por usuario al mes de manera general para el conjunto de la población dentro de un escenario de nueva normalidad, este se incrementaría respecto al gasto en un nuevo confinamiento en torno al 23%. Observamos también un aumento del un 33% en las transacciones por usuario, mientras que el ticket medio (gasto de un cliente cada vez que van a comprar en una tienda) caería a 28,04€ en caso de confinamiento, frente a 24,38€ en caso de nueva normalidad.

Claramente, es de esperar que el gasto se reduzca en caso de confinamiento, y por tanto se genere un ahorro mayor en los hogares y gastemos menos en ocio y en sectores secundarios. Sin embargo, en los datos anteriores que, en caso de un nuevo confinamiento, se produce un aumento en el ticket medio, cuando el resto de categorías sufren una bajada significativa. Esto es debido a que el número de transacciones va a caer un 10% más que la cantidad gastada por los españoles, lo que significa que iríamos a comprar menos veces, por lo que nuestro ticket medio se incrementaría (gastaríamos más en cada compra) en torno al 14%.

A la hora de realizar cualquier análisis, es importante tener en cuenta que no es lo mismo comparar valores totales o absolutos (como la cantidad gastada o las transacciones hechas) que valores relativos (como el ticket medio, en el que la cantidad depende del número de compras), sobre todo si el crecimiento o decrecimiento no es igual en todas las variables. Por eso pueden aumentar ciertos índices sin que eso signifique que la situación vaya a ser mejor necesariamente, sino que simplemente alguna de las variables medidas puede estar variando de manera distinta, ¡hay que estar al loro de estas cosas para no hacernos un lío!

Si nos fijamos en las categorías, concretamente en la de viajes, a pesar de que septiembre no es el mes estival por excelencia, hay muchos rezagados que aprovechan las primeras semanas de este mes para disfrutar de unas últimas vacaciones, y más este año, en el que el recelo a salir por ahí se ha apoderado un poquito de todos nosotros. Si se mantiene la tendencia actual, el gasto por usuario (cantidad/usuarios únicos que compran, no se te olvide que es este índice 😉 ) en la categoría viajes rondaría los 30,13€ en contraposición a los 5€ que se gastaría si hubiera un nuevo confinamiento, y supondría una disminución de las transacciones de más de un 82%.

Quizá el gasto en viajes es el ejemplo más claro que podemos analizar en cuanto a categorías de gasto, dado que las estrictas limitaciones que generaría un nuevo confinamiento darían lugar a una enorme caída en el gasto. Básicamente los que viajen lo harían por obligación y/o necesidad, adiós a los viajes de disfrute.

 

Porcentaje de cantidad gastada por categorías

En cambio, si esta vez nos fijamos en nuestros usuarios, en caso de no haber confinamiento los hombres de entre 25 y 30 años de Aragón harían un gasto de 140€ por persona, las mujeres de entre 45 y 60 años de Cataluña gastarán en torno a los 150€ por persona y el gasto de las mujeres de entre 46 y 50 años de Extremadura sería de 170€ por persona. De mantenerse la situación de no confinamiento, en general habría una recuperación en el gasto

Por otro lado, hay gastos que tenemos semana tras semana y pase lo que pase, el gasto en alimentación es uno de ellos. Aquí, haya confinamiento o no, el consumo de comida no se detiene, aunque sí que se genera un cambio en el ámbito de los consumidores, dependiendo del escenario en el que nos encontremos. 

Para las compras en supermercados y alimentación vemos que la influencia de una vuelta al confinamiento generaría un aumento del gasto de un 11% en los hogares españoles, con una bajada de las transacciones de un 30%; lo que indica que se harían menos compras pero gastando mucho más en cada una de ellas. Esto aumentaría el ticket medio (cantidad/número de compras, o lo que es lo mismo lo que gastamos de media cada vez que compramos) de 18,46€ a 27,29€. 

Por ticket medio, tendríamos el caso de Murcia, con un aumento a 41,73€ en vez de los 22,05 en caso de no estar confinados; Ceuta, con 41,43€ en vez de 23,97€; Comunidad Valenciana, con 39,70 € aumentando desde los 18,73€ y País Vasco, con 36,72€ en contraposición con el gasto de 23,93€ en situación de no confinamiento. Estas serían las comunidades con mayor gasto por compra durante el confinamiento, mientras que Asturias y Cantabria serían las que menos aumentarían su ticket medio de producirse otra limitación de salidas. 

Por género y bandas de edad, en caso de darse un confinamiento tanto los hombres como las mujeres de entre 50 y 60 años serían los que mayor gasto harían en compras en grandes superficies, con un ticket medio de 135€ para mujeres de Aragón, 120€ en País Vasco o 119€ en Baleares.

Por el contrario, las bandas de edad con un gasto menor serían de 18 a 24 años, cuyo gasto disminuiría hasta los 22€ en Murcia, 15€ en Andalucía, 16€ en Comunidad Valenciana. 

 

Porcentaje de cantidad gastada por regiones

Ready para lo que venga

Mejor teletrabajo

Los datos son solo la explicación de todo lo que pasa en una situación de cambio brusco de contexto como el que hemos sufrido estos meses: los viajes se paralizan, se genera una situación de cautela que genera que aumente el ahorro y se gaste con más moderación en ciertos sectores. La tendencia del gasto cambiaría significativamente en viajes, ocio y restauración si se produjera un nuevo confinamiento, puesto que bajaría significativamente; mientras que aumentaría el gasto en alimentación o se mantendría en sectores como la imagen y el cuidado personal. Sin duda el cuidado de cuerpo y mente nos ayuda a enfrentar mejor cualquier situación de desconcierto ante un futuro un poco más incierto de lo normal. Así que, después de desgranar los datos, prepara la mente y organiza tu bolsillo, Bnext te acompaña en lo que venga. ¡Vamos a por ello!

Artículos Relacionados

Deja un comentario