Ahorrar es gastar menos…y ¡también tomar las riendas de tus finanzas!Tiempo de lectura 4 minutos

Por Marta Moreno
0 Comentario
Índice

¿Cómo crees que se siente tu cuenta corriente? Si pudieras tener una conversación con ella, ¿qué crees que te diría? Querido titular de la cuenta: me siento frustrada, infravalorada e ignorada. Tengo tanto que ofrecer y me tienes desaprovechada. No soy solo un saco donde meter las monedas que te sobran al mes, necesito ATENCIÓN. Querido lector, si has llegado hasta este post no es casualidad, ¡este mensaje de tu cuenta corriente es para ti!

Ahora, mírala de frente y confiésale: no te conozco, no sé qué hacer contigo. Tu cuenta necesita que la cuides y sentirse realizada. Que mires sus movimientos, te afanes en ahorrar en ella y le saques bien de partido a todas sus funcionalidades. Eso de ahorrar por defecto lo que consigues no gastarte al mes es mejor que no ahorrar nada, ¡pero estamos seguros de que puedes hacerlo mucho mejor! 

 

Ponte las pilas y el modo dreamer ON

lucas ventana

A veces lo desconocido asusta y da pereza, pero siempre esconde sorpresas que pueden mejorar tu vida sustancialmente, y tu cuenta corriente no va a ser menos. ¿Cuáles son tus planes de futuro? ¿Con qué sueñas tú? No hace falta que te vayas muy lejos, no nos referimos a dentro de diez años…¿qué harías para disfrutar más de tu vida? ¿Estudiar ese máster que siempre te interesó? ¿Meterte de lleno en ese hobby que aún no te has atrevido a probar? ¿Pegarte los viajes de tu vida? Podrías financiar tu sueño más y menos loco empezando por esos euros que se acumulan a final de mes en tu cuenta sin que tengas que cortarte de nada ni convertirte en un gurú de las finanzas, y a ese sueño le seguiría otro, y otro, y otro…porque una vez que empiezas a hacer crecer tu dinero la rueda no para de girar. Solo tienes que entender el mecanismo y aprender a darle cuerda. No dejes que las cosas pasen por defecto, ¡toma las riendas y haz que ocurran!

 

Déjanos sacar la bola de cristal y leerte la mente…

gastos tercer perfil

“¿Yo? Llego sin problema a final de mes, vivo sin ninguna atadura. Mi técnica es no gastármelo todo y me funciona, a final de mes siempre ahorro algo. La verdad es que no me interesa el mundo financiero ni tengo ninguna cuenta o algo parecido que me de especial rentabilidad. Solo se puede invertir si te sobra el dinero, ese mundo no es para la gente normal.”

¿Suena como algo que podrías haber dicho tú? Lo sabíamos, ¡nuestra bola funciona! Y es que tenemos más cosas en común con el resto de los mortales de lo que imaginamos. ¿La más habitual? Que no le sacamos partido a nuestro dinero y seguimos viendo eso de las finanzas como un jeroglífico inaccesible. Craso error, porque las finanzas ya no son lo que eran, y ahora están aquí para hacerte la vida más fácil.

 

Pon a trabajar tu dinero, ¡consigue lo que te propongas!

No son leyendas urbanas salidas de internet y no tendrás que apuntarte a un MBA para conseguirlo, recuerda que queremos ponértelo fácil. Por eso no tendrás más que ir recogiendo las miguitas de pan que vayamos soltando, porque ahora con los posts de nuestro blog dedicados a tu perfil, aprenderás:

  • Trucos para ahorrar en tu vida cotidiana y herramientas, servicios y productos que te lo pondrán muy, muy fácil para que el dinero empiece a hacer montañita en tu cuenta sin apenas esfuerzo.
  • Conceptos básicos de educación financiera que te permitirán comprender los engranajes de esos productos o servicios que están a tu disposición y que te permitirán ir dando pasos hacia ese sueño tuyo que necesita algo de financiación y sacarle partido al dinero que tienes cogiendo telarañas en tu cuenta.

¿Cómo suena eso? ¿A tu yo viviendo en un mundo paralelo? No te confundas, nunca la vida financiera estuvo más a tu alcance y tu cuenta nunca habrá estado más atendida y rebosante que cuando pongas a trabajar a tu dinero. No dejes que se te acumulen los proyectos, solo los billetes. Los ahorros que no te costaba demasiado conseguir a final de mes pueden convertirse en tu propio fondo de financiación, y tus conocimientos financieros la clave para diseñar un futuro diferente. Un futuro en el que tú llevas las riendas de lo que pasa en tu cuenta y tomas decisiones para prosperar, progresar, crecer ¡y vuelta a empezar!

Artículos Relacionados

Deja un comentario